El Complejo de Inferioridad

Las experiencias dolorosas del pasado te marcan, pero hay un nucleo libre y sano. Ahi, en lo profundo de ti misma esta la voz de Dios. Escuchala. .

Hace unos dias mientras preparaba una charla para un grupo de mujeres jovenes, estuve recordando la historia de aquella nina que crecio sintiendose fea, tonta y rechazada por los demas. Lamentablemente durante muchos anios su personalidad se vio truncada por una serie de miedos, inseguridades y dudas acerca de su propia identidad, capacidad y valia.

No hay duda alguna, que cada una de nosotras nos parecemos en gran medida debido a los genes que heredamos, pero asi tambien cada una es diferente. Los genes influyen en nuestra forma de ser, en nuestra conducta y determinan en gran parte nuestra tendencia o no al optimismo o la depresion. Pero ademas de los genes, las experiencias recibidas en el hogar y en la escuela los primeros anios de la vida van dando forma a nuestro auto-concepto y determinan el grado en que nos sentimos valiosas para los demas.

Uno de los mayores saboteadores de la personalidad es el complejo de inferioridad. A veces ocurre porque no nos ensenaron que cada persona es valiosa, unica e irrepetible.

Que es?
El complejo de inferioridad es lo opuesto al sentimiento de valor personal o auto-estima. Este sentimiento empieza a interiorizarse, tal y como lo hace el sentimiento de auto-estima, en nuestra infancia, al oir de una forma repetitiva expresiones como: “es tan lenta para las matematicas”; “esta feita la probecita”; “que tragico que una nina nazca con una nariz tan grande”; “cuando las tontas nacieron..”, etc. Expresiones como estas no hacen mas que asegurar en el fondo de una misma aquel pensamiento de que “algo en ti no esta bien”.

Te hace pensar muchas cosas negativas sobre tu aspecto fisico o intelectual. Por ejemplo, empiezas a pensar que no eres suficientemente bonita, que jamas conseguiras ser popular, que tu voz te hace parecer tonta, que debido a tu posicion social tal vez nunca podras alcanzar tus metas. Es asi como vas adquiriendo el sentimiento de inferioridad y va siendo reforzado por aquellos que te rodean de una forma muy lenta pero segura. Cuando menos sientes, ya te sientes una inutil hasta para los mas minimos retos, entonces te vuelves miedosa y empieza a asomarse el dolor.

Como Duele?
Hondo, muy hondo. Ese dolor no es fisico, sino del alma. Es una vivencia intima, personal, entre el “tu” de afuera y el “tu” de adentro. Es un dolor que te lleva a volverte la mayoria de las veces, en una mujer aislada, retraida y miedosa.

Es muy importante, que como mujer, determines si se manifiesta en ti alguna forma del complejo de inferioridad. Este complejo puede limitarte increiblemente a tener unas relaciones humanas plenas y satisfactorias! Especialmente amiga, porque como mujer, eres la que porta la vida, la que tiene el enorme regalo y mision de custodiar la raza humana.

Cuando hay dolor de una misma, cuando los complejos son mas fuertes que el amor y la entrega a los demas no podemos llevar adelante el ideal de ser luz del mundo y sal de la tierra.

Echar el dolor

Desde sus inicios la sicologia moderna ha puesto mucho enfasis en la importancia de los anios de la infancia para el comportamiento adulto posterior y para trazar la relacion que llegaras a tener contigo misma. Recuerdas lo que tus padres decian de ti cuando eras nina?, Recuerdas tal vez frases que te danaron, expresiones faciales o movimientos de cabeza que utilizaron para transmitirte lo que estaban pensando? O hay algun recuerdo doloroso provocado por tus amigas o amigos? Como crees que te afecto todo esto en la confianza que tienes en ti misma?

Aunque algunos recuerdos parecen demasiado dolorosos como para desvanecerse, tenemos que hacerlo para descubrir nuestro verdadero yo y ponerlo a trabajar a mil por hora. Tu tienes la gran bendicion de haber nacido en el seno de la cultura catolica.

Al ser banada por las aguas bautismales, te hiciste acreedora de los siete dones del Espiritu Santo. Cada uno de ellos es un regalo que debes recibir para desarrollar al maximo tu personalidad y mantener alejados a los complejos que unicamente buscan que sientas lastima por ti y olvides que posees la maravillosa dignidad que te da ser hija de Dios. Pero hay algo que puedes hacer para seguir caminando a lo largo de tu vida sintiendote feliz y llena por ser quien eres.

Una solucion excepcional

Esos problemas de personalidad profundos pueden tener una respuesta excepcional, que tal vez ni un psicologo seria capaz de dar. Esa respuesta esta en buscar a Dios, poner en sus manios tu dolor y confiar de la manera mas absoluta a que su Poder sanador actue en tu naturaleza emocional y recuerdos de tu infancia que no te dejan dar lo mejor de ti.

Asi como todos los dias te banas, asi como cada dia te alimentas o trabajas, no olvides que tu naturaleza interior necesita tener esa comunicacion diaria con Dios.

Querida amiga, cada vida es una historia, un guion, una biografia unica. Cada biografia, cada nombre esta cargado de alegria, luchas, dolor, logros y hasta complejos. Pero recuerda siempre tener en mente encontrar el sentido que se oculta detras de todo lo que te pasa y a traves de tus propias experiencias ya superadas, ayudar a otros, a los tuyos a superar sus propios complejos y dolor.

Como quiza pudiera ocurrirte a ti, yo he tenido mis complejos que muchas veces me alejaban de mis suenos. Un dia, escuchando los consejos de mi madre para vencer los miedos se quedo para siempre grabada en mi memoria la siguiente frase: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” Filipenses 4:13 y dije adios, a los complejos.

El complejo de inferioridad tiene solucion: en tu actitud personal, en una vision objetiva de ti misma, pero sobre todo en saber que antes que cualquier cosa eres Hija de Dios Quien podria tener un complejo de inferioridad si se supiese hija del Secretario General de la ONU, o del Presidente de su pais, o del hombre mas rico del mundo? Bueno, pues tu amiga mia, aqui y ahora eres hija de Dios, que es infinitamente mas que cualquier politico o empresario. Arroja cualquier complejo de inferioridad, y no olvides ir con la Santisima Virgen Maria, ponte a sus pies y cuentale todo, que ella intercede por todos nosotros todo el tiempo ante Dios. Y eso no lo puede hacer ningun sicologo!

Por Sheila Morataya-Fleishman

Para temas de valores visite: http://mujerdevalor.com/. Las Vegas: http://lasvegasnespanol.com/.

Deja un comentario