Sociabilidad

Este valor es el camino para mejorar la capacidad de comunicacion y de adaptacion en los ambientes mas diversos. Es natural sentirnos atraidos por personas que en las circunstancias y momentos mas variados, nos cautivan por su amabilidad y su facilidad de conversacion, casi inmediatamente reconocemos un natural interes por nuestra persona, trabajo, familia, pasatiempos y actividades, sin otro fin que conocer a la persona y establecer una relacion mas cordial.

Cuando nos interesamos en establecer un verdadero dialogo para conocer mas acerca de las personas, nos damos cuenta que poco a poco el interes se hace mutuo y de esta forma damos un gran paso en las relaciones sociales.

La sociabilidad es el valor que nos impulsa a buscar y cultivar las relaciones con las personas compaginando los mutuos intereses e ideas para encaminarlos hacia un fin comun, independientemente de las circunstancias personales que a cada uno rodean.

Al tener contacto con personas diferentes, tenemos la posibilidad de aprender de su experiencia y obtener otra perspectiva de la vida para mejorar nuestra persona, para mas adelante poder contribuir a su desarrollo personal y asi comenzar una espiral sin fin en la cual todos nos vemos beneficiados.

El lograr una verdadera amistad no necesariamente es el resultado de la sociabilidad, pues depende de otras disposiciones, este valor es un medio que facilita el acercamiento y la comunicacion con las personas.

En las relaciones profesionales o laborales, por ejemplo, debe existir un interes porque las personas desempenen mejor su trabajo; para lograr este objetivo, hace falta conocer su entorno familiar y las circunstancias en las que viven, asi como su forma de ser, sus reacciones y las motivaciones por las cuales se rigen, con estos elementos a la mano estamos en condiciones de contribuir en el desarrollo individual, profesional y de conjunto en el lugar de trabajo.

Otro caso que puede citarse es en el ambito escolar, donde los profesores que demuestran interes por cada uno de sus alumnos pueden convertirse en los mejores guias positivos para la vida, pues los impulsan no solo a mejorar como alumnos, sino a contribuir en la mejora del grupo y a participar en actividades de beneficio comun para su centro educativo y la sociedad entera.

En cualquiera de los casos (oficina, escuela, lugar de residencia o grupo de accion social), toda relacion o proyecto se alcanza a traves del conocimiento individual y colectivo de las personas, uniendo las aspiraciones y objetivos propios con los de los demas. Por tanto, este valor no se basa en la simpatia o en la afinidad emocional, que se pueden dar y tambien cuentan, sino en el autentico interes por el beneficio de todas las personas, mejorando el entendimiento, la ayuda mutua y el trabajo en equipo.

La sociabilidad es un canal de comunicacion que puede sentar las bases para tener nuevos amigos, elegir a la persona adecuada para formar una nueva familia o comenzar una nueva empresa, en base al intercambio de gustos, aficiones e intereses que se comparten y dan como resultado una relacion mas trascendente.

En terminos generales, existen algunas actitudes que dificultan la vivencia de este valor y debemos sortearlas para lograr su desarrollo y vivencia cotidiana:

– Evitar dejarnos llevar por la primera impresion que nos provoca el encuentro con las personas (el semblante, la expresion o el vestido), pues de forma casi automatica abrimos o cerramos nuestra comunicacion por una simple apreciacion.

– Respetar y aceptar verdaderamente la forma de ser de los demas. Esto se traduce en catalogar a las personas (serio, timido, aburrido, poco competente, etc.) segun como se comporten en determinado ambiente, los excluimos y desplazamos de nuestro circulo sin conocerlos lo mas minimo y posiblemente formando una opinion equivocada respecto a su persona. Quien comete este error es porque no ha comprendido que las personas no son ni se comportan segun su gusto.

– Cuidar que nuestro lenguaje sea sencillo y natural. A nadie le agrada encontrar a una persona que se empena obstinadamente en hablar de su profesion y empleando el vocabulario propio de su actividad sin motivo alguno; es de mal gusto utilizar palabras y expresiones poco usuales y sacadas del diccionario para incluirse en cualquier momento; ni que decir del lenguaje vulgar y grosero..

– Procurar ser respetuoso en todo momento. La excesiva familiaridad en el trato con personas que acabamos de conocer o con quienes hemos tenido poco contacto puede entorpecer una prometedora relacion; el hecho de que sea alguien amigo o conocido de nuestros intimos, no garantiza que comparta las bromas, las ideas, el sentir y el trato que tiene entre si el grupo.

– Ser discretos y no tratar de conocer los pormenores e intimidades de las personas, sobre todo cuando no existe un minimo de relacion o confianza.

– Reconocer que todo tiene su momento y lugar. Hay quienes conocen a un medico y casi inmediatamente procuran obtener un punto de vista profesional a un mal que se padece, como una especie de consulta particular, lo cual es molesto e incomodo para el profesional, sobre todo si es en una reunion social y quien lo solicita es alguien con quien en ese momento ha coincidido.

Podemos creer que estamos mejor viviendo aislados, centrados en nuestra propia vida, sin depender de nadie y sin causar molestias. La realidad es que esto puede ser una manifestacion de egoismo y soberbia, pues todas las personas tienen algo bueno que aportar a nuestra vida.

Quienes se han esforzado por vivir e inculcar en su persona el valor de la sociabilidad, han encontrado una fuente inagotable de alegria, un camino para lograr verdaderas amistades, el mejorar su comunicacion y capacidad de adaptacion en los ambientes mas diversos, pero sobre todo, una mejor forma de vida a lado de sus semejantes.
Para temas de valores visite: http://mujerdevalor.com/. Las Vegas: http://lasvegasnespanol.com/.

Deja un comentario