Desprendimiento

El valor del desprendimiento nos ensenara a poner el corazon en las personas, y no en las cosas materiales. El valor del desprendimiento consiste en saber utilizar correctamente nuestros bienes y recursos evitando apegarse a ellos y, si es necesario, para ponerlos al servicio de los demas.

El desprendimiento como valor se origina al reconocer que todos tenemos necesidades y en algunos casos encontramos personas con carencias. En cualquier situacion debemos superar nuestro egoismo e indiferencia para colaborar en el bienestar de los demas, no importa si es mucho o poco lo que hacemos y aportamos, lo importante es tener la conciencia de ofrecer algo, de aportar. En la generosidad que requiere el desprendimiento no cabe el ofrecer algo que nos sobra.

El valor del desprendimiento tiene que ver con varios aspectos, entre ellos: la importancia que le damos a las cosas, el uso que hacemos de ellas y la intencion que tenemos para ponerlas al servicio de los demas.

En ocasiones vivimos y trabajamos sin descanso para poseer aquello que tanto nos ilusiona (autos, joyas, ropa, aparatos, etc.) y nuestra vida se mueve a ese compas, sin embargo si no tenemos cuidado puede llegar el momento en que a pesar de la insatisfaccion que nos produce llenarnos de cosas, pretendemos que estas llenen un vacio interior.

A veces en broma, pero muchas veces en serio hemos escuchado decir de alguien: “quiere mas a su coche que a (..)”, “ni se te ocurra tocar sus (..) porque tendras problemas”, “ni se lo pidas, jamas presta lo que tiene”, ” todo su dinero lo ocupa para (..)”, etc., y todas ellas reflejan a una persona con apego inmoderado por lo que tienen. Debemos recordar que en el orden de los afectos, las personas y su bienestar ocupan el primer lugar antes que nuestra persona misma o lo que poseemos.

Existen personas que materialmente ponen el corazon en las cosas materiales. A veces por los recuerdos que evocan, pero en otras debido al valor economico que tienen o simplemente por el trabajo que supuso adquirirlos. A esta particular forma de afecto se le llama apego y de ninguna manera se relaciona con el hecho de cuidar las cosas y hacer buen uso de ellas.

Cuando nuestro aprecio es mayor por las cosas que por las personas, nos parece absurdo compartir lo que tenemos, o en su defecto lo hacemos a reganadientes. El desprendimiento supone un esfuerzo para superar ese sentimiento de posesion y exclusividad de lo que poseemos para ofrecerlo gustosamente a los demas.

No debemos confundir el desprendimiento con el hecho de deshacernos de todo aquello que no utilizamos, que es inservible o se ha convertido en un estorbo, esta actitud manifiesta poco respeto por la persona que lo recibe, independientemente de su condicion y situacion actual. Somos tan soberbios que consideramos un insulto recibir algo de segunda mano, por que los demas deben soportar lo que nosotros consideramos desprecio?

Puede parecer que este valor se enfoca unicamente a objetos, pero nuestros recursos van mas alla de lo que se puede tocar, poseemos conocimientos, cualidades y habilidades que muchas veces nos cuesta trabajo poner a disposicion de las personas, porque requiere prescindir de nuestro descanso, gustos, preferencias y comodidades para llevarse a efecto.

Nos sorprendemos con el medico que atiende enfermos sin cobrar honorarios; personas que pasan los dias trabajando en obras de caridad; profesores que trabajan horas extras desinteresadamente; padres de familia que se niegan gustos y diversiones personales para pensando en su familia; lo mas inaudito es que muchos de ellos no viven en una condicion del todo desahogada. El verdadero desprendimiento no tiene medida, sin calcular cuanto es lo indispensable para cumplir, es una entrega generosa de todo, Si, de todo lo que tenemos.

Para vivir el desprendimiento puedes:
Hacer una lista de las cosas que tiene y determinar cuales realmente necesitamos y cuales son caprichos, vanidades, etc.

– Ayudar a una obra de caridad haciendo una aportacion significativa, de acuerdo con tus posibilidades.

– Ensenar a otros algo que sepas hacer bien (sin olvidar de ensenarles los “secretos” que pudieras atesorar sobre el tema)

– Regala o dona un bien al que sientas que te has apegado.

– Procura decir mas veces “si” cuando te pidan algo prestado sin poner pretextos.

El valor del desprendimiento ayudara a nuestra sociedad al convertirnos en personas mas altruistas y generosas, brindara un mejor ambiente en nuestras relaciones con amigos y familiares y nos convertira en personas que tienen el corazon puesto en el lugar correcto.

Para temas de valores visite: http://mujerdevalor.com/. Las Vegas: http://lasvegasnespanol.com/.

Decencia

El valor que nos recuerda la importancia de vivir y comportarse dignamente en todo lugar. Posiblemente uno de los valores que habla mas de una persona es la decencia, para vivirla se rnecesita educacion, compostura, buena presencia y respeto por los demas, pero es muy notable la delicadeza que guarda respecto a la sexualidad humana y todo lo que de ella se deriva.

La decencia es el valor que nos hace conscientes de la propia dignidad humana, por el se guardan los sentidos, la imaginacion y el propio cuerpo, de exponerlos a la morbosidad y al uso indebido de la sexualidad.

Cuando una persona deja de vivir este valor, su personalidad sufre una transformacion poco agradable: muchas de sus conversaciones hacen referencia al tema sexual; continuamente busca algo que estimule su imaginacion y sentidos (revistas, peliculas, internet, etc.); la mirada se vuelve inquieta, buscando enfocarse en personas fisicamente atractivas; asiste a espectaculos y lugares donde la sexualidad humana es solo una forma de tener placer..

Una vez que se entra en este circulo todo cambia de dimension, de considerar como importantes los aspectos mas humanios de las persona (inteligencia, cualidades, sentimientos), ahora es la presencia y atraccion fisica lo que cuenta por el placer que pueda obtenerse, debido a que los afectos ya no importan.

Faltar a la decencia hace que las relaciones con personas del sexo opuesto sean inestables y poco duraderas, fundamentadas en la busqueda de placer, con una evidente falta de compromiso y obligaciones. Por eso no debe sorprendernos el aumento de infidelidades y divorcios; jovenes que cambian de pareja con mucha faciliad, madres solteras, orfandad, abortos..

Lamentablemente, parece ser que en determinadas empresas el poseer un buen fisico y poca calidad moral son los requisitos para obtener un empleo, debido a ello, muchas son las mujeres que pierden “estupendas” oportunidades de trabajo, por vivir la decencia, por no permitir que se abuse de su condicion. Politicas empresariales? Seguramente son las personas al frente de los recursos humanios, quienes abusando de su posicion pretenden aprovecharse de la necesidad que los demas tienen. Asi es, una sola persona es capaz de destruir la imagen de una empresa.

Al vivir este valor se garantiza la union y estabilidad familiar, los hijos pueden contar con la presencia y ayuda de ambos padres; los jovenes descubren que la verdadera realizacion personal no se alcanza con la satisfaccion de los placeres, sino a traves de el desarrollo profesional, el trabajo y la formacion intelectual; y socialmente las personas no tendrian que preocuparse de la calidad moral de los ambientes que le rodean.

En medio de un ambiente que parece rechazar las buenas costumbres y se empena en cerrar los oidos a toda norma moral, emerge la personalidad de quien vive el valor de la decencia: una forma de vestir discreta, con buen gusto, elegante si lo amerita la ocasion; sus conversaciones no tienen como tema principal el sexo; en su compania no existe la incomodidad de encontrar miradas obscenas; su amistad e interes son genuinos, sin intenciones ocultas y poco correctas.

Esta personalidad en ningun momento se asusta ante la sexualidad humana, se puede afirmar que la conoce y entiende con mucho mas perfeccion que el comun de las personas. Conocedor de su propia naturaleza, evita los espectaculos, imagenes, conversaciones y companias que puedan despertar susensualidad. No es su proposito fingir que no tiene esas inclinaciones, les da su lugar, su importancia; ha decidido que lo mas valioso del hombre se alcanza a traves del entendimiento, el autodominio, el trabajo y la sana convivencia con sus semejantes.

La persona decente hace valer la integridad de su comportamiento, cuida de que no existan interpretaciones equivocadas sobre su conducta: evita trasnochar sin necesidad; se informa con anterioridad sobre los espectaculos y lugares a los que desea asistir y no conoce; aunque trata a todo las personas con respeto y cortesia, evita las companias cuya conducta es incompatible con su formacion.

Para vivir mejor el valor de la decencia, puedes considerar como importante:

– A toda costa debes evitar el ocio y la soledad. En estas circunstancias, la sensualidad se despierta facilmente.

– Manifiesta respeto por los demas. Cuida que tu mirada no ofenda o incomode a las personas del sexo opuesto. Evita que tus conversaciones y bromas hagan alusiones a la sexualidad.

– Ten especial cuidado con tu forma de vestir. Los atuendos demasiado cortos o ligeros, efectivamente hacen que te conviertas en centro de atencion, pero no te hace lucir con formalidad, ademas, puedes llevarte una sorpresa al descubrir las intenciones que despiertas en los demas.

– No vivas con ingenuidad pensando que tu educacion y principios bastan para vivir decentemente. Evita las ocasiones y los medios que pongan en peligor tu integridad: revistas, espectaculos, peliculas e incluso companias.

– Al cuidar tu mirada formas un caracter recio: Evita observar con insistencia a las personas, esto simpre demuestra intenciones poco honestas.

– No basta ser decente, es necesario actuar como tal: sin cometer falta alguna, se pone en entredicho la honorabilidad de una jovencita que llega a su casa en la madrugada, sobre todo si salio con el novio y en automovil; lo mismo ocurre con la mujer casada que viste con prendas demasiado cortas; quien adquiere revistas con publicidad demasiado sugestiva, aunque el contenido haya sido el proposito..

La persona que se preocupa por vivr el valor de la decencia en los detalles mas minimos, paralelamente despierta confianza en los demas por la integridad de su conducta; sus relaciones son estables porque se basan en el respeto y el interes autentico que tiene por colaborar con los demas.

Tal vez por eso la decencia es motivo de burla, porque no es un valor para timidos y cobardes que se dejan llevar por lo que la comodidad y el placer dictan, es un valor que templa el caracter. lo fortifica y ennoblece.

Para temas de valores visite: http://mujerdevalor.com/. Las Vegas: http://lasvegasnespanol.com/.

Consejo

Una palabra acertada y expresada en el momento justo, lograra un cambio favorable en la vida de quienes nos rodean. La convivencia diaria nos revela costumbres, habitos, cualidades y defectos de las personas que nos rodean; ante todo esto, nuestra actitud puede variar dependiendo del afecto, la confianza y el interes que tenemos por cada una de ellas: comprension, disgusto, rechazo o indiferencia. Aconsejar deberia convertirse en la expresion habitual del interes que tenemos por contribuir al desarrollo y formacion personal de quienes nos rodean

El valor del consejo nos ayuda a advertir las posibilidades de mejora que tienen las personas, transmitiendo ideas que orienten y faciliten el crecimiento individual de cada una de ellas en los distintos aspectos de su vida; siempre de persona a persona, en un ambiente de confianza, procurando no ofender, ni interferir en decisiones que no nos corresponden..

Saber aconsejar es un valor necesario para lograr un mejor entendimiento en la vida familiar; facilitar el trato personal en la actividad profesional o de estudio; establecer verdaderas y profundas relaciones de amistad, eliminando todo rastro de complicidad o indiferencia y superando la superficialidad de los simples encuentros ocasionales.

En lo personal, este valor nos ayuda a mejorar nuestra comprension hacia los demas, y crecemos en sencillez para aceptar y agradecer los consejos que recibimos, con el consecuente esfuerzo personal por mejorar.

Debemos tener cuidado de no convertirnos en observadores y jueces permanentes de la conducta ajena, provoca molestia e incomodidad la persona que todo el tiempo se la pasa “aconsejando” a los demas sobre su manera de vivir y de conducirse. El entrometido generalmente es soberbio, por lo que se niega a juzgar su propia conducta y solo busca poner de manifiesto las debilidades de los demas.

Para no hacer de nuestro consejo una critica imprudente, es necesario analizar y comprender las circunstancias y necesidades de los demas, aportando la experiencia propia como punto de partida, pero jamas como la unica y posible solucion.

Cada vez que hablamos irresponsablemente, lo que catalogamos como consejo carece de validez porque personalmente no demostramos interes por mejorar en ese mismo aspecto. Por ejemplo, es facil decir como deben hacer su trabajo los demas, y ser inconstante, irresponsable y desordenado en el propio. Tener una vida congruente en pensamientos, palabras y acciones, es la mejor forma de dar validez a nuestros consejos.

Por lo anterior expuesto, es conveniente transmitir la propia experiencia con ideas “probadas” que haran la vida mas sencilla a los demas: organizacion personal del tiempo, sistema de trabajo, educacion de los hijos, administracion del hogar.. Sera muy dificil aportar algo de utilidad cuando en nuestra vida personal no existe el esfuerzo diario, ni la disposicion por superarnos.

Es comun pensar que los consejos estan reservados a circunstancias de verdadera trascendencia, sin embargo, nos enfrentamos a situaciones ordinarias en las que es necesario superar el temor a provocar un malentendido o herir los sentimientos de los demas. Pensemos en las corbatas y la combinacion de traje que usa nuestro jefe inmediato; los modales de la companera a la hora de comer; el mal aliento del amigo; el vocabulario impropio que usa un padre de familia y que sus hijos imitan; el desorden material que existe en un hogar.. Que facil es criticar y pasar por alto detalles tan insignificantes pero al mismo tiempo tan evidentes.

Si deseamos vivir este valor, debemos mostrar interes por ayudar a los demas a mejorar en esas “pequeneces”, pues un consejo oportuno y con rectitud de intencion, siempre sera apreciado y comprendido. Es importante considerar que todo consejo debe expresarse con la misma delicadeza que quisieramos tuvieran con nosotros.

Para quienes tienen cierta responsabilidad y autoridad sobre otros (padres de familia, jefe de departamento, profesores, etc.) saber aconsejar forma parte integral de su labor, pues existe el deber de orientar y buscar el mejor rendimiento de quienes estan bajo su tutela, no solo en el aspecto laboral o educativo -si es el caso-, sino en el personal, que es el mas importante y necesario. Recordemos que al mejorar los habitos y reforzar los valores, la persona se supera en todos los aspectos de su vida.

En estos ambientes de necesaria convivencia, encontraremos personas con el ingenio y la iniciativa para superarse a partir del momento en que escuchan nuestro consejo, pero la mayoria de las veces no sera asi. De esta manera, el valor del consejo nos ayuda a perfeccionar los valores de la comprension y la paciencia.

Debemos recalcar que todo consejo siempre estara sujeto a la aceptacion de quien lo recibe, por eso no debemos sentirnos menospreciados o disgustarnos, al darnos cuenta del poco entusiasmo que tengan las personas por seguir nuestras indicaciones. El consejo no exige obediencia porque no es una orden; tampoco requiere un fiel apego, porque cada persona vive su propias circunstancias y tiene el derecho de tomar sus propias iniciativas.

Para actuar con prudencia y aprender a dar buenos consejos, podriamos comenzar por:

– Evitar dar tu opinion sobre lo que no te gusta o te parece mal de los demas. A eso se le llama critica y demuestra falta de comprension.

– Antes de dar un consejo, revisa tu vida y piensa tres alternativas que ayuden a la persona a mejorar.

– Es muy importante utilizar palabras precisas y de estimulo, en vez de censurar y subrayar los errores y desaciertos.

– Procura expresar tu consejo unicamente al interesado, jamas lo hagas en publico.

– No olvides que es de suma importancia encontrar el momento oportuno para expresar tu punto de vista.

– Pregunta de vez en cuando por el desarrollo que ha tenido la persona en el asunto que diste tu opinion. Esto demuestra aprecio y fortalece la confianza.

– Observa tu actitud al recibir consejos y haz el proposito de aceptarlos con serenidad. Asi seras mas sencillo, y creces en comprension y delicadeza en el trato con los demas.

El aconsejar es una responsabilidad muy grande, porque cada una de nuestras palabras puede traer un beneficio o una consecuencia grave en la vida de quien nos escucha. El valor del consejo despierta en nosotros el verdadero interes por nuestros semejantes, desarrollando una personalidad digna de confianza, por el respeto y prudencia que manifestamos al orientar a los demas.

Para temas de valores visite: http://mujerdevalor.com/. Las Vegas: http://lasvegasnespanol.com/.

Confianza

Los hombres no podriamos vivir en armonia si faltara la Confianza. Los hombres no podriamos vivir en armonia si faltara la Confianza, es decir, la seguridad firme que se tiene de una persona, por la relacion de amistad o la labor que desempena.

Tenemos seguridad en una persona porque sabemos que en sus palabras no existe el doble sentido o el rebuscamiento; jamas hace un juicio a la ligera sobre las actitudes de los demas; trabaja con intensidad, procurando terminar la tarea encomendada cuidando hasta el mas minimo detalle; llegara puntual si asi se ha acordado o guardara el secreto que le hemos confiado.

Es facil perder la Confianza en alguien cuando no actua con justicia, algun comerciante, profesional o prestador de servicios que abusa de nuestra falta de conocimiento o buena voluntad, y pide a cambio una cantidad de dinero que no corresponde a lo convenido.

La mentira tampoco tiene lugar en cualquier tipo de relacion, pues confunde la verdad, destruye los sentimientos, provocando una ruptura que pocas veces, o nunca, se puede resanar.

Podemos confundir la “confianza en uno mismo” convirtiendola en presuncion, como una forma de hacernos notar mediante una actitud poco respetuosa a las personas, lugares y circunstancias, tratando bruscamente a un mesero o buscar los medios para no formase en fila en un banco.

Otra forma mal entendida de la Confianza, es la familiaridad excesiva en el trato, provocando la burla de quienes nos rodean, los mismos familiares y companeros de trabajo son las victimas de nuestro asedio, posiblemente no reaccionan violentamente ante nuestro comportamiento por falta de recursos, sino por tener mas educacion.

Ahora bien, todos somos capaces de generar Confianza en los demas:

– Cada vez que ensenamos a otros a trabajar, aceptando sus fallas y ayudandoles a mejorar, de esta manera podran adquirir seguridad en lo que estan haciendo.

– Para tomar decisiones, tomar en cuenta a los que comparten las mismas responsabilidades, asi, con otra vision de la situacion se obtienen mejores resultados.

– Saber escuchar la opinion de los demas, sin importar nuestra mejor preparacion o el puesto de mayor nivel que ocupamos.

– Ayudar a los hijos a decidir, procurando proporcionarles los elementos que les ayuden a tomar la opcion que mas convenga.

– Procurando cumplir a tiempo con los encargos que tenemos, en el trabajo, en casa y con los amigos.

– Presentar nuestro trabajo limpio, ordenado y puntualmente.
– Hablar siempre con la verdad.

– Cobrar la cantidad justa de dinero por lo que vendimos o el servicio que prestamos.

– Evitar que se hagan burlas o calumnias de otras personas.

Somos dignos de Confianza por cumplir responsablemente nuestras obligaciones, ayudamos a los demas con nuestro consejo o nuestro trabajo, si sabemos cumplir con las promesas que hacemos, evitamos criticar a los demas, generamos un ambiente agradable en las reuniones a las que somos invitados, comprendemos los errores de los demas y ayudamos a corregir.

Tal vez los mejores indicadores de Confianza, son la cantidad de amigos que tenemos, el numero de personas que acuden a nuestro negocio y las responsabilidades que nos asignan en el trabajo; cuando esto ocurre, podemos decir que somos Confiables.

Para temas de valores visite: http://mujerdevalor.com/. Las Vegas: http://lasvegasnespanol.com/.

Comunicacion

Una buena comunicacion puede hacer la diferencia entre una vida feliz o una vida llena de problemas. La comunicacion es indispensable para procurar y mantener las buenas relaciones en todos los ambitos de nuestra vida, particularmente en la familia, el trabajo y con las personas mas cercanas a nosotros. Aun asi enfrentamos desacuerdos y discusiones sin sentido, provocando -en ocasiones- una ruptura en las relaciones con los demas. Entender y hacerse comprender, es un arte que facilita la convivencia y la armonia en todo lugar.

Con facilidad podemos perder de vista que la comunicacion entra en el campo de los valores. Precisamente cuando hay problemas de comunicacion en el trabajo, con la pareja, con los hijos o con los amigos se comienza a apreciar que una buena comunicacion puede hacer la diferencia entre una vida feliz o una vida llena de problemas.

El valor de la comunicacion nos ayuda a intercambiar de forma efectiva pensamientos, ideas y sentimientos con las personas que nos rodean, en un ambiente de cordialidad y buscando el enriquecimiento personal de ambas partes.

No todas las personas con una magnifica y agradable conversacion poseen la capacidad de comunicarse eficazmente, en muchos de los casos transmiten anecdotas y conocimientos producto de la experiencia, la informacion y las vivencias que han tenido, pero con el defecto de no dar la oportunidad a que otros se expresen y compartan sus puntos de vista. En si, esto no es malo, pero se debe tener cuidado de no caer en excesos.

Queda claro que comunicar no significa decir, expresar o emitir mensajes (para eso estan los medios de informacion), por el contrario, al entablar un dialogo con los demas, tenemos la oportunidad de conocer su caracter y manera de pensar, sus preferencias y necesidades, aprendemos de su experiencia, compartimos gustos y aficiones.. en otras palabras: conocemos a las personas y desarrollamos nuestra capacidad de comprension. Solo asi estaremos en condiciones de servir al enriquecimiento personal de quienes nos rodean.

La buena comunicacion tiene algunas caracteristicas que todos conocemos: escuchar con atencion, no acaparar la palabra, evitar interrumpir, utilizar un lenguaje propio y moderado, lo cual demuestra educacion y trato delicado hacia las personas. Pero este valor tiene elementos fundamentales e indispensables para lograr una verdadera comunicacion:

– Interes por la persona. Cuantas veces nuestra atencion total esta reservada para unas cuantas personas, nos mostramos atentos y avidos de escuchar cada una de sus palabras. Por otra parte, los menos afortunados se ven discriminados porque consideramos su charla como superficial, de poco interes o de minima importancia. Pensemos en los subordinados, los hijos o los alumnos Realmente nos interesamos por sus cosas, sus problemas y conversaciones?

Toda persona que se acerca a nosotros considera que tiene algo importante que decirnos: para expresar una idea, tener una cortesia o hacer el momento mas agradable; participarnos de sus sentimientos y preocupaciones; solicitar nuestro consejo y ayuda..

– Saber preguntar. A pesar del esfuerzo por expresar las cosas con claridad no siempre se toman en el sentido correcto (y no hablamos de malas intenciones o indisposicion) Recordemos con una sonrisa en los labios, como despues de una breve discusion llegamos al consenso de estar hablando de los mismo pero en diferentes terminos. Las causas son diversas: falta de conocimiento y convivencia con las personas, distraccion, cansancio..

El punto es no quedarnos con la duda, aclarar aquello que nos parece incorrecto, equivocado o agresivo para evitar conflictos incomodos e inutiles que solo dejan resentimientos.

– Aprender a ceder. Existen personas obstinadas en pensar que poseen la mejor opinion debido a su experiencia, estatus o conocimientos; de antemano estan dispuestos a convencer, u obligar si es necesario, a que las personas se identifiquen con su modo de pensar y de parecer, restando valor a la opinion y juicio de los demas. No es extrano en ellos la inconformidad, la critica y el despotismo, inmersos en conflictos, criticas y finalmente convertidos en las ultimas personas con quien se desea tratar.

La comunicacion efectiva es comprensiva, condescendiente y conciliadora para obtener los mejores frutos y estrechar las relaciones interpersonales.

– Sinceridad ante todo. Expresar lo que pensamos, sobre todo si sabemos que es lo correcto (en temas que afecten a la moral, las buenas costumbres y los habitos), no debe detenernos para mostrar desacuerdo, superando el temor a quedar mal con un grupo y a la postre vernos relegados. Tampoco es justificable callar para no herir a alguien (al companero que hace mal su trabajo; al hijo que carece de facultades para el deporte pero tiene habilidad para la pintura; etc.), si deseamos el bien de los demas, procuraremos decir las cosas con delicadeza y claridad para que descubran y entiendan nuestra rectitud de intencion.

Siempre sera importante dar a los demas un consejo y criterio recto, de otra forma continuaran cometiendo los mismos errores o haciendo esfuerzos inutiles para lograr objetivos fuera de su alcance, si actuan asi se debe, tal vez, a que nadie se ha interesado en su mejora y bienestar.

Ademas de los elementos esenciales, es preciso cuidar otros pequenos detalles que nos ayudaran a perfeccionar y a hacer mas eficaz nuestra comunicacion:

– Comprende los sentimientos de los demas. Evita hacer burlas, criticas o comentarios jocosos respecto a lo que expresan, si es necesario corrige, pero nunca los hagas sentir mal.

– No interpretes equivocadamente los gestos, movimientos o entonacion con que se dicen las cosas, hay personas que hacen demasiado enfasis al hablar. Primero pregunta y aclara antes de formarte un juicio equivocado

– Observa el estado de animo de las personas cuando se acercan a ti. Todos nos expresamos diferente cuando estamos exaltados o tristes. Asi sabras que decir y como actuar evitando malos entendidos.

– En tus conversaciones incluye temas interesantes, que sirvan para formar criterio o ayudar a mejorar a las personas. Las platicas superficiales cansan.

– Aprende a ser cortes. Si no tienes tiempo para atender a las personas, acuerda otro momento para charlar. Es de muy mal gusto mostrar prisa por terminar.

Para temas de valores visite: http://mujerdevalor.com/. Las Vegas: http://lasvegasnespanol.com/.

Compromiso

Comprometerse va mas alla de cumplir con una obligacion, es poner en juego nuestras capacidades para sacar adelante todo aquello que se nos ha confiado. Una persona comprometida es aquella que cumple con sus obligaciones haciendo un poco mas de lo esperado al grado de sorprendernos, porque vive, piensa y suena con sacar adelante a su familia, su trabajo, su estudio y todo aquello en lo que ha empenado su palabra.

Todos tenemos compromisos de diversa indole y segun el estado de la persona (como padres de familia, hijos, trabajadores, estudiantes, etc.) Aun asi, hay personas que esperan exista un contrato, una promesa o una ineludible consecuencia para saberse con un compromiso, como la celebracion del matrimonio, la firma en el contrato de trabajo, el inscribirse en la escuela o el nuevo hijo que nacera proximamente.

El hecho de aceptar formalmente un compromiso, hace suponer que se conocen todos los aspectos, alcances y obligaciones que conlleva. La realidad es que creemos cumplir a conciencia por ajustarnos a un horario, obtener un sueldo, asistir a la escuela y estar un rato en casa. Casi siempre, la falta de compromiso se debe a descuidos un tanto voluntarios, pero principalmente a la pereza, la comodidad y al egoismo.

No basta con cumplir con lo previsto, lo estipulado, lo obvio.. todo compromiso tiene muchas implicaciones, pensemos un instante en aquellos que son los mas importantes que tenemos:

Como padres de familia: No basta proporcionar los medios materiales, los hijos necesitan que los padres les dediquen parte de su tiempo para jugar, conversar y ensenar. Cuantas veces hemos cancelado un compromiso personal para estar con la familia? Normalmente sucede lo contrario. Parte del compromiso de ser padres, implica buscar la amistad de los hijos.

Como esposos: Partiendo de la fidelidad como indispensable, hace falta avivar el amor y la comprension: cuidar el aspecto personal como antes de casarse; hacer pequenos obsequios: la flor, el dulce, el CD con la musica que mas le gusta a la pareja; salir juntos al cine o a cenar; terminar una pequena rina con un beso y un abrazo.. Y tantos y tantos detalles que parecen olvidarse con el paso del tiempo

Como hijos: Ademas de la sinceridad, la obediencia, la ayuda en el hogar y el esfuerzo en los estudios, que otra cosa haces? Los padres tambien necesitan cuidados, detalles de carino y pequenos servicios, los cuales no piden y sin embargo, estarian muy agradecidos de recibirlos. Cabe hacer un parentesis en el ambito escolar: estudiar todas las materias a conciencia y con profundidad, entregando todo los trabajos solicitados, independientemente del gusto y preferencia que se tenga

Como trabajadores: Es muy significativo la forma en la que se vive el horario (los extremos de rigurosa entrada y salida para cumplir, o en su caso: los retrasos) Das un poco mas de tu tiempo si hace falta? No olvidar procurar un ambiente amable y las buenas relaciones. Parte de nuestro compromiso laboral es la actualizacion de conocimientos para el perfeccionamiento profesional.

Como amigos: Nuestras amistades son “utilitarias”?, es decir, si solo recordamos a los amigos cuando algo se nos ofrece. La amistad se cultiva, es necesario llamar, buscar, enviar correo electronico y visitar a las personas con las que tenemos un mutuo afecto, estar pendientes de su bienestar personal y familiar.

Como ciudadanios: Evitar la indiferencia, no podemos quejarnos de la situacion actual del pais sin hacer algo para cambiarlo, se de be participar en las elecciones, apoyar campanas que beneficien a todos: en el area de salud, laboral, legislativa.. lo peor que nos sucede es creer que poco podemos hacer como si vivieramos aislados. Promover la seguridad, la limpieza, la creacion de lugares de sano entretenimiento y los servicios basicos para el lugar donde vivimos, es una manera de comprometernos con nuestra sociedad y nuestra nacion.

En todos los casos existe la obligacion grave de cuidar el buen nombre de personas, instituciones y empresas con las que tenemos relacion. Es un tanto triste ver como un estudiante repudia su escuela, como las personas prefieren y exaltan los beneficios que se dan en otro pais, como se quejan de su conyuge con personas ajenas, anhelar por inconformidad el trabajo en otra empresa o tener un jefe “a modo”..

Cuantos son los compromisos y cuantas cosas implican! Si parece mucho, hemos vivido con los ojos cerrados a la responsabilidad y pensando solo en recibir beneficios, con el temor a dar mas de nosotros mismos. Seamos honestos, en esto no existe temor sino egoismo.

La persona comprometida es generosa, busca como dar mas afecto, carino, esfuerzo, bienestar.. en otras palabras: va mas alla de lo que supone en principio el deber contraido. Es feliz con lo que hace hasta el punto de no ver el compromiso como una carga, sino como el medio ideal para perfeccionar su persona a traves del servicio a los demas.

Para temas de valores visite: http://mujerdevalor.com/. Las Vegas: http://lasvegasnespanol.com/.

Comprension

Cuando alguien se siente comprendido entra en un estado de alivio, de tranquilidad y de paz interior. Que hacer para vivir este valor en los pequenos detalles de la vida cotidiana? Quiero que me comprendas! Cuantas veces hemos tenido la necesidad de encontrar a alguien que escuche y comparta nuestros sentimientos e ideas en un momento determinado. Cuando nos sentimos comprendidos entramos en un estado de alivio, de tranquilidad y de paz interior. Pero, somos capaces comprender a los demas? de procurar dar algo mas que un simple: “si te comprendo”?

La comprension es la actitud tolerante para encontrar como justificados y naturales los actos o sentimientos de otro. Es en este momento nos percatamos que la comprension va mas alla de “entender” los motivos y circunstancias que rodean a un hecho, es decir, no basta con saber que pasa, es necesario dar algo mas de nosotros mismos.

Podemos “saber ” que un empleado nuestro comete errores con cierta frecuencia, “justificamos” este hecho debido a una falta de conocimiento, lo cual determina sus fallas como involuntarias y observamos la necesidad urgente e inmediata de brindar la capacitacion correspondiente. El justificar se convierte en una disculpa, en una atenuante que nos hace ubicar el problema en su justa medida, por lo tanto, la comprension nos lleva a proponer, sugerir o establecer los medios que ayuden a los demas a superar el estado por el que actualmente pasan.

El ser tolerantes no significa ser condescendientes con lo sucedido y hacer como si nada hubiera pasado, la tolerancia debe traducirse como la confianza que tenemos en los demas para que superen sus obstaculos. El padre de familia que retira todo su apoyo a los hijos hasta que mejoren sus calificaciones, condiciona su comprension a resultados, y no al proposito, al esfuerzo y al empeno que se pongan para lograr el objetivo.

Ver con “naturalidad” los actos y sentimientos de los demas, es la conciencia de nuestra fragilidad, la conviccion de saber que podemos caer en la misma situacion, de cometer los mismos errores y de dejarnos llevar por el arrebato de los sentimientos.

La mayoria de las veces los sentimientos juegan un papel importante y debemos ser cuidadosos. Una persona exaltada, triste o francamente molesta esta sujeta a la emocion momentanea, lo cual reduce su capacidad de reflexion, con la posibilidad latente de hacer o decir cosas que realmente no piensa ni siente. Cada vez que alguien pide comprension, a traves de palabras o actitudes, busca en nosotros un consejo, una solucion o una idea que lo haga recuperar la tranquilidad y ver con mas claridad la solucion a su problema.

El comprender no debe confundirse con un “sentirse igual” que los demas, esto puede suceder con las personas a quien les tenemos cierta estima, pero, Que pasaria con quienes no tenemos un lazo afectivo? Es necesario enfatizar que la comprension, es y debe ser, un producto de la razon, de pensar en los demas, ” de ponerse en los zapatos del otro”, sin hacer diferencias entre las personas. Si alguna vez nos hemos visto incomprendidos, recordaremos el rechazo experimentado y como nos sentimos defraudados por la persona que no supo corresponder a nuestra confianza.

Existen un sinnumero de oportunidades para vivir el valor de la comprension. En las situaciones cotidianas tenemos a tendencia a reaccionar con impulsos, por ejemplo: cuando no esta lista la camisa que pensabamos usar; si llegamos a casa y aun no han terminado de preparar la comida; una vez mas los hijos han dejado sus juguetes esparcidos por toda la casa; los companeros de clase que no terminaron a tiempo su parte del trabajo en equipo; el informe para la oficina que tuvo errores y se retraso; etc.

Si deseamos hacer nuestra comprension de manera consciente, debemos pensar un momento si hacemos lo necesario para:

– Aprender a escuchar y hacer lo posible para no dejarnos llevar por el primer impulso (enojo, tristeza, desesperacion, etc.)

– No hacer juicios prematuros, primero se deben conocer todos los aspectos que afectan a la situacion, hay que preguntar. No basta decir que una persona es poco apta para un trabajo.

– Distinguir si es una situacion voluntaria, producto de los sentimientos o de un descuido. En cualquier caso siempre habra una forma de prevenir futuros desaciertos.

– Preguntarnos que hariamos y como reaccionariamos nosotros al vernos afectados por la misma situacion.

– Buscar las posibilidades y opciones de solucion. Es la parte mas activa de la comprension, pues no nos limitamos a escuchar y conocer que sucede.

– Dar nuestro consejo, proponer una estrategia o facilitar los medios necesarios que den una alternativa al alcance de la persona.

La comprension no es algo para ejercitar en situaciones extremas, se vive dia a dia en cada momento de nuestra vida, con todas las personas, en los detalles mas pequenos y en apariencia insignificantes.

Que importante es la comprension! Podemos afirmar que es un acto lleno de generosidad porque con ella aprendemos a disculpar, a tener confianza en los demas, y por lo tanto, ser una persona de estima, a quien se puede recurrir en cualquier circunstancia.

Para temas de valores visite: http://mujerdevalor.com/. Las Vegas: http://lasvegasnespanol.com/.

Compasion

La compasion se enfoca en descubrir a las personas, sus necesidades y padecimientos, con una actitud permanente de servicio. Parece ser que la compasion solo puede tenerse en algunos momentos de nuestra vida, con aquellos que han caido en desgracia y los desvalidos. La capacidad de conmovernos ante las circunstancias que afectan a los demas se pierde dia a dia, recuperar esa sensibilidad requiere acciones urgentes para lograr una mejor calidad de vida en nuestra sociedad.

Compadecerse es una forma de compartir y participar de los tropiezos materiales, personales y espirituales que aquejan a los demas, con el interes y la decision de emprender acciones que les faciliten y ayuden a superar las condiciones adversas.

Diariamente ocurren todo genero de desgracias: las fuerzas naturales, la violencia entre los hombres y los accidentes. En casos tan lamentables la compasion nos mueve a realizar campanas, colectas o prestar servicios para apoyar en las labores de ayuda humanitaria.

Ante todo, debe quedar claro que tener compasion y sentir lastima no es lo mismo. Contemplamos la desgracia muchas veces como algo sin remedio y sentimos escalofrio al pensar que seria de nosotros en esa situacion, sin hacer nada, a lo mucho pronunciamos unas cuantas palabras para aparentar condolencia.

Por otra parte, pasa el tiempo y vemos con asombro la indeferencia que poco a poco envuelve a los seres humanios, los contratiempos ajenos parecen distantes, y mientras no seamos los afectados todo parece marchar bien. Este desinteres por los demas se solidifica y nos hace indolentes, egoistas y centrados en nuestro propio bienestar

Sin embargo, son las personas que nos rodean quienes necesitan de esa compasion que comprende, se identifica y se transforma en actitud de servicio. Podemos descubrir este valor en diversos momentos y circunstancias de la vida, tal vez pequenos, pero cada uno contribuye a elevar de forma significativa nuestra calidad humana:

– Quien visita al amigo o familiar que ha sufrido un accidente o padece una grave enfermedad, mas que lamentar su estado, esta pendiente de su recuperacion, en sus visitas regulares procura llevar alegria y tener momentos agradables.

– La reaccion comprensiva de un padre o madre de familia ante las faltas de los hijos, por inmadurez, descuido o una travesura deliberada, reprenden, animan y confian en la promesa de ser la ultima vez que ocurra..

– En la escuela el profesor que consciente de la edad y las circunstancias particulares, corrige sin enojo pero con firmeza la indisciplina de sus alumnos, o pone todos los recursos al alcance para sacar adelante a ese joven con dificultades en el estudio.

– Los jovenes que participan en actividades de asistencia social en comunidades marginadas, asisten con la ilusion de ensenar doctrina a los ninos, festejan y animan a todos en el juego de balompie, conviven sin reparar en lo descuidado de su aspecto y sus modales..

– Toda persona en la oficina que roba tiempo a sus ocupaciones para explicar, ensenar y hacer entender a sus companeros las particularidades de su labor, conocedor de su necesidad de trabajo y de la importancia del trabajo en conjunto.

Con el valor de la compasion se reafirman y perfeccionan otros valores: Generosidad y Servicio por poner a disposicion de los demas el tiempo y recursos personales; Sencillez porque no se hace distincion entre las personas por su condicion; Solidaridad por tomar en sus manios los problemas ajenos haciendolos propios; Comprension porque al ponerse en el lugar de otros, descubrimos el valor de la ayuda desinteresada.

Aunque la compasion nace en el interior como una profunda conviccion de procurar el bien de nuestros semejantes, debemos crear conciencia y encaminar nuestros esfuerzos a cultivar este valor tan lleno de oportunidades para nuestra mejora personal:

– Evita criticar y juzgar las faltas y errores ajenos. Procura comprender que muchas veces las circunstancias, la falta de formacion o de experiencia hacen que las personas actuen equivocadamente. En consecuencia, no permitas que los demas “se las arreglen como puedan” y haz lo necesario para ayudarles.

– Observa quienes a tu alrededor padecen una necesidad o sufren contratiempos, determina como puedes ayudar y ejecuta tus propositos.

– Centra tu atencion en las personas, en sus necesidades y carencias, sin discriminarlas por su posicion o el grado de efecto que les tengas.

– Rechaza la tentacion de hacer notar tu participacion o esperar cualquier forma de retribucion, lo cual seria soberbia e interes.

– Visita centros para la atencion de enfermos, ancianios o discapacitados con el firme proposito de llevar medicamentos, alegria, conversacion, y de vez en cuando una golosina. Aprenderas que la compasion te llevara a ser util de verdad.

Es tan enriquecedora la compasion porque va mas alla de los acontecimientos y las circunstancias, se enfoca en descubrir a las personas, sus necesidades y padecimientos, con una actitud permanente de servicio, ayuda y asistencia, haciendo a un lado el inutil sentimiento de lastima, la indolencia y el egoismo.

Para temas de valores visite: http://mujerdevalor.com/. Las Vegas: http://lasvegasnespanol.com/.

Coherencia

Es el valor que nos hace ser personas de una pieza, actuando siempre de acuerdo a nuestros principios. Coherencia es la correcta conducta que debemos mantener en todo momento, basada en los principios familiares, sociales y religiosos aprendidos a lo largo de nuestra vida.

Con este valor somos capaces de cumplir con mayor eficacia nuestras obligaciones, pues hace falta ser honesto y responsable; en nuestras relaciones personales es indispensable para ser sinceros, confiables y ejercer un liderazgo positivo; para nuestra persona, es un medio que fortalecer el caracter y desarrolla la prudencia, con un comportamiento verdaderamente autentico.

En primera instancia, el problema de vivir este valor es que somos muy susceptibles a la influencia de las personas y lugares a los que asistimos; por temor callamos, evitamos contradecir la opinion equivocada, o definitivamente hacemos lo posible por comportarnos segun el ambiente para no quedar mal ante nadie. No es posible formar nuestro criterio y caracter, si somos incapaces de defender los principios que rigen nuestra vida. Lo mejor es mantenerse firme, aun a costa del cargo, opinion o amistad que aparentemente esta en juego.

Una madre con varios hijos a los que adora y estando felizmente casada, se encontraba en la reunion de los miercoles con sus amigas, cada sorbo de cafe se acompanaba de comentarios a favor de la familia pequena (matrimonio, con un hijo o sin el). Nunca en su vida se habia visto tan incomoda, sin palabras ni objeciones, avergonzada.. Por que callar? Por que no defender sus convicciones y lo que representa la razon de su vida? No se trata aqui de discutir sobre el motivo del dialogo, sino de la actitud, de la pasividad con que enfrentamos los temas algidos, los importantes y los superfluos. De cuantas cosas nos avergonzamos sabiendo que son correctas?

Lo mismo sucede con los companeros de la universidad y sus “aventuras” a veces riesgosas; al disimular ante los negocios poco transparentes que se dan en una empresa; ante la infidelidad de nuestras amistades hacia su pareja.. Debemos ser valientes para superar el temor a ser senalados como extranios, anticuados o retrogradas, porque un caracter debil inspira poco respeto y jamas lograremos demostrar la importancia de vivir de acuerdo a unos principios y valores.

Podemos suponer que actuando en base a nuestras propias convicciones basta para ser coherentes, pero existe el riesgo de adoptar una actitud traducida en un “soy como soy y asi pienso”. Efectivamente, la coherencia exige esa firmeza y postura, pero se necesita un criterio bien formado para no caer en la obstinacion.

Todo indica que en algunos momentos exigimos coherencia en los demas: recibir un justo salario, colaboracion por parte de los companeros de trabajo, que nos procuren atenciones en casa, la lealtad y ayuda de los amigos. Pero esto debe llevarnos a reflexionar si trabajamos con intensidad y en equipo, si correspondemos con creces a los cuidados que recibimos en casa, si somos leales y verdaderos amigos de nuestros amigos.

Siempre debemos estar conscientes que la coherencia hasta cierto punto es flexible. Por una parte es aprender a callar y ceder en las cosas sin importancia; pero en circunstancias en las que el prestigio y la seguridad de las personas, la unidad familiar o la estabilidad social estan en juego, se tiene la obligacion de enfrentar la situacion para evitar un dano a los derechos de los demas. Este es el motivo por el cual, el ejercicio de la prudencia es determinante, para saber actuar acertadamente en cualquier circunstancia.

Que se necesita para ser coherentes, voluntad o conocimiento de los valores? En estricto sentido, ambos. Voluntad para superar nuestro temor a ser “diferentes” con el implicito deseo de ser mejores y ayudar a los demas a formar los valores en su vida. Con el conocimiento, hacemos mas firmes nuestros principios, descubriendo su verdadero sentido y finalidad, lo que necesariamente nos lleva a ejercitarnos en los valores y vivirlos de manera natural.

Para la practica y vivencia de este valor puedes considerar:

– Examina si tus actitudes y palabras no cambian radicalmente segun el lugar y las personas con quien estes. Que en todo lugar se tenga la misma imagen y opinion de ti.

– Piensa en la coherencia que exiges de los demas y si tu actuas y correspondes, al menos, en la misma proporcion

– Se prudente para elegir amistades, lugares y eventos. Asi no tendras que esconderte, mentir y comportarte en forma contraria a tus principios.

– Evita hacer trampa o cumplir con tus obligaciones a medias. Aunque sea lo mas facil y nadie se percate de ello por el momento.

– Procura no ser necio. Considera que algunas veces puedes estar equivocado, escucha, reflexiona, informate y corrige si es necesario.

– Evita discusiones y enfrentamientos por cosas sin importancia. Si hay algo que defender o aclarar, no pierdas la cordura. Serenidad, cortesia y comprension

La experiencia demuestra que vivimos con mayor tranquilidad y nuestras decisiones son mas firmes, al comportarnos de manera unica; que a la larga, todos aquellos que alguna vez se burlaron de nuestros principios, terminan por reconocer y apreciar la integridad de nuestra persona. Por este motivo, la unidad de vida aumenta nuestro prestigio personal, profesional y moral, lo cual garantiza incondicionalmente la estima, el respeto y la confianza de los demas.

Para temas de valores visite: http://mujerdevalor.com/. Las Vegas: http://lasvegasnespanol.com/.

Caracter

Transformar la imagen de una personalidad emprendedora, llena de energia, de fuerza y vitalidad, a una forma de ser propia y natural. El tener caracter implica una decision firme y una ferrea voluntad para proponernos objetivos y alcanzarlos en la medida de nuestras posibilidades, el cultivo de los buenos habitos, la actitud positiva hacia el trabajo y el esfuerzo por dominar a nuestros impulsos y al egoismo.

El transformar la imagen de una personalidad emprendedora, llena de energia, de fuerza y vitalidad, a una forma de ser propia y natural, es sin lugar a dudas, algo atractivo para cualquier persona. Con cierta facilidad podriamos calificar si una persona tiene caracter o no, dependiendo de las actitudes que consideramos como positivas, o en su defecto, con falta de firmeza y segun sea el caso. Esta valoracion que hacemos de los demas, la hacemos para nuestra persona sin tratar de enganarnos nosotros mismos?

En algunos momentos se ha malentendido el “tener caracter” como sinonimo de rudeza, prepotencia, altaneria, u obstinacion. Por otra parte, no siempre se ha identificado la falta de caracter con las quejas continuas por el trabajo y todo lo que implica, las labores domesticas los estudios.. y en general de todo aquello que de alguna manera nos incomoda.

Una persona con caracter tiene retos constantes, no contra los demas, sino para consigo mismo. Cada reto personal es una manera de forjar un caracter recio, firme y decidido, incapaz de detenerse ante los obstaculos, de lamentarse por el cansancio o cuando las cosas salen mal.

Podemos revisar algunos aspectos de nuestra vida, que seguramente nos ayudaran a descubrir si estamos formando adecuadamente nuestro caracter:

En la oficina, la escuela o en el hogar y con todas sus variantes Como es nuestro trabajo? Hablamos de trabajar con intensidad, sin perder demasiado tiempo en el cafe o en la platica, procurando hacer las cosas en el momento, sin detenernos a buscar si hay algo mas facil que hacer. Ademas es necesario considerar como un deber, el terminar todo lo que hemos comenzado sin distraernos en otra cosa, aunque estemos cansados y procurando hacerlo lo mas perfecto posible.

Lo propio siempre sera asumir siempre nuestra responsabilidad en cualquier caso, lo que nos lleva a evitar mentir o dar pretextos y justificaciones cuando cometimos un error por negligencia. En este rubro se considera el evadir algunas tareas que nos son particularmente desagradables, como aparentar demasiado trabajo para que nuestro jefe no nos asigne una tarea extra para el dia de hoy.

De alguna forma todo aquello que tenemos en nuestro interior, lo manifestamos muchas veces sin darnos cuenta: los dias pasaran lentamente si continuamente estamos pensando en que llegue el fin de semana para liberarnos, y asi dedicarnos a descansar, ponernos comodos y divertirnos, en pocas palabras: pereza.

Poca fortaleza interior se ve reflejada en las quejas que hacemos por todo: la cantidad de trabajo, del clima, del trafico.. si algo solucionamos, adelante.

Nuestro trato a los demas siempre debe ser cordial, y no solo eso, hay que evitar por todos los medios criticar o que se haga critica de las personas. Esto solo refleja envidia y vano amor propio.

Para formar el caracter es necesario tener dominio sobre nuestra persona, mediante pequenas, pero continuas acciones que hagan mas fuerte nuestra voluntad, principalmente:

– Hacer pequenos esfuerzos que nos ayuden a dominar nuestros gustos y caprichos. Como levantarse 10 minutos antes de lo normal, comer un poco menos de aquello que mas nos gusta, ver menos tiempo la television o en su defecto ver el noticiero completo.

– Hablar bien de las personas, siempre.

– Llegar al trabajo o a la casa con una sonrisa.

– Saludar con educacion y cortesia a todas las personas.

– Aprender a escuchar y considerar las opiniones y consejos que nos dan.

– Pedir perdon si ofendimos o hicimos pasar un mal momento a alguien por nuestro mal humor.

– Hacer con empeno las cosas que consideramos poco agradables. Si nos confian algo, es porque se tiene la confianza de que esta en nuestras posibilidades realizarlo.

– Cumplir con las promesas y compromisos que hemos hecho.

– Proponerse varios retos personales: como trabajar mejor, aprender algo nuevo, mejorar nuestro trato hacia los demas, etc.

La persona que verdaderamente tiene caracter no ve obstaculos, sino retos; domina sus impulsos para ser dueno de su voluntad: conserva amistades y relaciones por los valores que transmite; encuentra alegria en lo que hace, sin conformarse con ser feliz a traves de los placeres pasajeros.

Para temas de valores visite: http://mujerdevalor.com/. Las Vegas: http://lasvegasnespanol.com/.