fallback-no-image-85

Valentia

Personas ordinarias haciendo cosas extraordinarias: El valor que forja familias, empresas y naciones diferentes. La valentia es un valor universal que nos ensena a defender aquello que vale la pena, a

Valentia

Personas ordinarias haciendo cosas extraordinarias: El valor que forja familias, empresas y naciones diferentes. La valentia es un valor universal que nos ensena a defender aquello que vale la pena, a dominar nuestros miedos y a sobreponernos en la adversidad. Sin la valentia, en los momentos dificiles nuestras vidas podrian irse a la deriva, sin embargo la fortaleza interior conducida por una conciencia recta, pueden llevarnos mas lejos de lo que podriamos imaginar.

Ser valiente no es sencillo. En ocasiones, la valentia significa afrontar las consecuencias de nuestros actos, los productos de nuestros errores. El nino que admite ante sus padres que fue el quien rompio la ventana del vecino, el empleado que reconoce el no haber hecho su trabajo como era debido, el padre de familia que acepta ante sus hijos que deberia haber pasado mas tiempo con ellos son ejemplos que, por desgracia, a veces no son tan comunes: son ejemplos de personas que han tenido la fuerza de aceptar su error y de afrontar sus consecuencias.

La vida misma no es sencilla y puede ser, en ocasiones, sorprendentemente dura: La muerte de un ser querido, una enfermedad, la ruina de un negocio son ejemplos de momentos tremendamente dificiles. La valentia es la diferencia entre hundirse o seguir nadando.

Por otra parte, la valentia tambien tiene que ver directamente con defender lo que sabemos que es correcto. La conciencia con frecuencia nos indica que se esta cometiendo una injusticia, o que se esta violentando algun derecho. En esos momentos, es necesaria una posicion concreta para actuar como es debido y para defender lo que esta bien.

La valentia nos hace personas ordinarias que pueden obtener resultados extraordinarios. Una persona que defiende al debil, que admite sus errores, que afronta las consecuencias de sus actos, que no calla cuando sabe que algo esta mal, puede estar asumiendo riesgos, pero tambien esta creando una diferencia real en su vida y en el mundo que le rodea.

Los seres humanios solemos dejarnos llevar por la comodidad y, desgraciadamente, por los miedos. Con gran frecuencia generamos nuestros propios fantasmas y temores inexistentes; nos planteamos consecuencias que aun no existen pero que vemos como algo muy real. Que triste es el papel de un muchacho que no se atreve a decirle a una chica cuanto le gusta por miedo a que ella le rechace! No es raro que nuestra imaginacion nos traicione planteandonos escenarios y panoramas desoladores, y nos inmovilizamos simplemente porque creemos que algo puede salir mal.

La valentia es afrontar riesgos, vencer miedos. A veces las consecuencias de algo pueden ser duras. En ocasiones nuestra valentia no cambia el mundo. El nino que admite haber roto la ventana del vecino puede ser de cualquier forma castigado, quiza el padre que confiesa no haber pasado suficiente tiempo con sus hijos no puede cambiar el alejamiento con su familia, tambien a veces el muchacho que le abre su corazon a la chica que le gusta es rechazado. La valentia no asegura el exito inmediato, eso es cierto. Sin embargo hay una gran diferencia entre ser un cobarde y ser un valiente: la posibilidad de lograr algo. La diferencia es Esperanza. Quien es cobarde tiene un futuro cierto: la mediocridad. Quien es valiente tiene un futuro inmediato incierto, pero siempre encontrara al final del camino la corona de la victoria.

El nino que rompio la ventana podra ser castigado, pero a la larga sus padres le tendran confianza. El padre que no pudo cambiar el alejamiento con sus hijos a la larga ganara el respeto que se merece por haber hecho lo correcto. El muchacho que fue rechazado tal vez un dia encuentre a una chica que le valore mas y que le quiera sinceramente. Una cosa es un hecho: si ninguno de estos tres casos 4contaran con el valor de la valentia, el nino que rompe ventanas y esconde la mano sera siempre indigno de confianza, el padre que no admite sus errores sera visto siempre como un egoista y un cobarde, el chico que no se atreve a decir sus sentimientos se quedara solo.

La valentia ha forjado patrias, empresas, comunidades, familias. La cobardia nunca ha hecho algo que valga la pena. La valentia a veces falla en lo inmediato, pero siempre a la larga genera un resultado positivo.

La valentia es un valor que se vive dia a dia, en las pequenas cosas. No es necesario esperar grandes afrentas, tremendos errores o increibles batallas. La cobardia diaria sumerge a las personas, a las familias, a las sociedades y a las naciones en un pantano comodo, suave, pero que acaba ahogandoles. La valentia en las cosas pequenas va construyendo una obra solida que tal vez en el momento inmediato no sea tan grande o tan bella, pero que tarde o temprano se convertira en un magnifico edificio. La valentia construye personas dignas de respeto y de confianza, familias unidas, sociedades pujantes y naciones solidas.
Para temas de valores visite: http://mujerdevalor.com/. Las Vegas: http://lasvegasnespanol.com/.

Your Name *
Your Email *
Your Phone
Your Message *
What is the sum of: *