fallback-no-image-132

Cuando el marido se queda sin trabajo

Una perspectiva positiva para ayudar a superar la crisis emocional y familiar, de un problema muy comun en nuestros dias..

Cuando el marido se queda sin trabajo

Una perspectiva positiva para ayudar a superar la crisis emocional y familiar, de un problema muy comun en nuestros dias.

La realidad de un marido y de un padre que perdio el trabajo es complicada y muy dura. Incluso desesperante porque nos se sabe cuanto durara. Por eso es alentador conocer el testimonio de hombres que llenos de optimismo y alegria de vivir salieron adelante, ganando muchisimo mas de lo que en un momento perdieron.

Cuando los que alguna vez en su vida han quedado cesantes, que la sensacion de quedarse sin trabajo es confusa y desconcertante. “Para la mayoria de los hombres la sola idea de perderlo es aterradora. Ellos saben que su casa seria un hogar estable en la medida que tengan trabajo”, afirma la psicologa Isabel Diez. En la inmensa mayoria de los casos, los hombres se entregan profesionalmente en un 100% y dan lo mejor de si, entonces cuesta entender la situacion. “Porque yo y no el del lado”, se preguntan.

Sin duda, la personalidad juega un papel relevante al momento de enfrentar la perdida del trabajo, independiente del cargo, puesto o suelto que tenian. Existen hombres positivos, tira para arriba, seguros de si mismos y bien dispuestos a salir adelante como sea. Otros, en cambio, tienden a rebelarse, a culpar a todos los que lo rodean de su situacion y son incapaces de ver la mano que algunos tratan de tenderle.

Y ahora que?

Al principio, los hombres tratan de seguir con la rutina a la que estaban acostumbrados, pasando muchas horas fuera de la casa: van a ver a los amigos, fijan algunas entrevistas, hacen uno que otro contacto; la idea es no estar en la casa: “El estado de animo va estrechamente relacionado con el numero de horas que el hombre empieza a pasar en su casa. Porque el lugar donde a el le parece logico realizarse profesionalmente es en su trabajo, en ese ambiente, con sus papeles, reuniones y el telefono”, dice la psicologa Claudia Grez.

El mal humor y la irritabilidad se hacen mas potente cuando ya no hay mas donde ir, cuando ya no hay mas a donde ir, cuando no hay mas entrevistas, cuando nadie llama.. Aqui el panorama empieza a tomar otro color y otro sabor. Porque ha pasado mas de un mes y no hay nada a la vista. Aparece tambien la rabia; a raudales en muchos casos, porque existe la sensacion de abandono y de traicion por parte del entorno. En otros, aflora la desconfianza, la inseguridad en si mismo o, incluso, una fuerte amargura. No es dificil darse cuenta, al oirlos hacer bromas crueles a la hora de comida, provocando angustia en los hijos y en la mama, la que empieza a cargar, ademas con el peso animico de la familia.

Por otro lado, a estas alturas el tema “dinero” ha tomado otra dimension, sin duda mucho mas alarmante. El pago por desahucio e indemnizacion por anios de servicio se esta agotando y muy pocas familias tienen ahorros a los que recurrir. De hecho, existe una inmensa mayoria que ademas de no contar con un peso de reserva, tiene innumerables deudas. Entonces a este cuadro de cesantia pueden anadirse agravantes: tarjetas de credito y de casas comerciales quedan impagas, llegan cartas de cobranza, se bloquean alternativas de pago, y en muchos casos sobreviene algo peor; el nombre de la persona que busca trabajo aparece en listados de morosidad y cuando una empresa pide informes comerciales de quien solicita trabajo, este dato juega en contra un estigma.

Sin animo de echar lena a la hoguera, la psicologa Grez hace notar como la cesantia pone de manifiesto el buen o mal uso que una familia ha hecho de sus recursos. Sea cual sean los ingresos, una cuota de ahorro debiera existir siempre, pues los imprevistos

Your Name *
Your Email *
Your Phone
Your Message *
What is the sum of: *